Buscar en este blog

sábado, 21 de marzo de 2009

El fútbol y la crisis


Parece que ningún sector se libra del azote de la crisis, el deporte profesional tampoco, pero especialmente el que mas va a sufrir los próximos años es el fútbol. Obviamente no el deporte en sí, sino los clubs de fútbol, que hace unos años la mayoría se convirtieron en Sociedades Anónimas y que por tanto deben estar sujetas a la normativa existente sobre empresas, y no a la de los clubs deportivos.

Equipos como la Real Sociedad, el Levante, el Real Oviedo o el Extremadura han pasado por concursos de acreedores, eufemismo por el que llamamos ahora la suspensión de pagos. Equipos que gustaron mas de lo que tenían. Pero no son los únicos, prueba de que este año hay menos dinero en el fútbol es que este año se han gastado un 50% menos en fichajes. Y todos los gestores de los Clubs se han dado cuenta que no pueden continuar con el ritmo que han llevado en años anteriores.

Pero, ¿realmente es esta crisis del fútbol consecuencia de la situación económica mundial? Pues en parte ha acelerado esta situación, pero también estaban viviendo su propia burbuja... los clubs dependen de la financiación bancaria como la mayoría de las empresas y tienen una deuda a corto y largo plazo de millones de euros. Dinero que ahora no se puede refinanciar, ya que esa deuda hay que amortizarla antes o después, y mucha de esa deuda se ha construido en base a la especulación inmobiliaria, que ahora no vale tanto, y a unos ingresos publicitarios que ahora no van a llegar. No en base a las ganancias deportivas y a la venta de entradas.

¿Y cuando llegue el momento de pagar esa deuda a quien van a recurrir? A la política, claro. Todos sabemos que los equipos de fútbol aparte de mover miles de millones, mueven a miles de personas localizadas en una provincia o ciudad, ¿que pasaría si el Athletic de Bilbao estuviese a punto de bajar a segunda, o incluiso a tercera por no poder pagar sus deudas? El clamor popular sería terrible, y todas las miradas estarían puestas en la Diputación de Vizcaya y en el ayto de Bilbao.

La deuda de los Clubs con hacienda y la Seguridad Social no deja de crecer, en algunos casos si fuesen una empresa hace tiempo que la Seguridad Social hubiese incautado sus cuentas y forzado una suspensión de pagos. Que equipos con el Valencia no puedan pagar ni el sueldo a sus jugadores (que es el último recurso) da una idea de la deuda que puede tener con hacienda o la seguridad social.

Y aún así los Clubs siguen gastando mas de lo que ingresan, y estamos hablando de datos de años anteriores, cuando se publiquen los datos de este año, con una caída enorme en ventas de merchandasing, ingresos de publicidad y operaciones extraordinarias en el mercado inmobiliario será aún peor.

Lo que pasa es que los Clubs de fútbol juegan a ser empresas, pero no lo son, si lo fuesen el que tenga las cuentas mejor saneadas y consiga mantener los ingresos debería salir fortalecido y conseguir mejores resultados, pero esto es Fútbol... El Barcelona y Real Madrid se han repartido desde hace 28 años el 75% de los títulos en España... y por tanto los ingresos. El resto se deben contentar con las migajas.

Esos de las migajas deberán tener mucho cuidado, el Athletic entre ellos, deben conseguir equipos competitivos sin derrochar y luchando para que no ocurra lo peor... ya que con el nivel de endeudamiento actual, cualquier equipo de primera que baje a segunda no tendrá mas posibilidades que la de declararse en quiebra... y a saber lo que puede pasar entonces. Lo mas probable es que en 3 años, algunos equipos de primera actuales desaparezcan o acaben en categorías inferiores por sanción administrativa. Y si no, al tiempo.

2 comentarios:

  1. Hasta que no se establezca un sistema serio de auditorías, estudios de viabilidad, etc. no habrá manera de encauzar el fútbol. El ejemplo no está lejano, la ACB es bastante modélica en ello. Ahora mismo el club que tiene una gestión seria es un primo al que le roban los jugadores.

    ResponderEliminar
  2. efectivamente, un límite de salarios como en la NBA y un mayor control a nivel de auditoría ayudaría a que esto no estuviese tan desmadrado.

    ResponderEliminar

Realiza tu comentario libremente pero siempre desde el respeto y con un lenguaje moderado, gracias!